...LA GUERRA ES LA ANTITESIS DE LA PAZ Y NOSOTRAS LUCHAMOS POR LA PAZ...

31 de octubre de 2007

Alarman los suicidios entre militares

WASHINGTON — Un número inusitado de soldados estadounidenses que retornan de Irak o Afganistán se están suicidando, y se ignoran las causas exactas, señaló un estudio del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Guerras obtenido por The Associated Press.

De acuerdo con datos preliminares, hubo al menos 283 suicidios entre veteranos que fueron dados de baja en las fuerzas armadas desde el comienzo de la guerra en Afganistán, el 7 de octubre del 2001, y finales del 2005.

Las cifras recuerdan el incremento en la tasa de suicidios entre soldados que retornaban de la guerra de Vietnam.

En la actualidad, los suicidios de veteranos que regresan a sus hogares es al menos el doble de aquellos que se suicidan en zonas de combate, a medida que miles de hombres y mujeres regresan con lesiones que los incapacitan de por vida, o con afecciones mentales graves.

Un total de 147 efectivos militares se han suicidado en Irak y en Afganistán desde el comienzo de la invasión a esos países, según el Centro de Datos de Recursos Humanos de Defensa, una dependencia del Pentágono.

Si a eso se añade la cifra de los veteranos que se suicidaron tras regresar de las dos guerras y ser dados de baja, y que es al menos de 430, se llega a 577 suicidios en los seis últimos años. Y eso no incluye a personas que se suicidaron tras concluir su misión de combate, pero que continuaban alistadas. El Pentágono no le sigue la pista a esas cifras.

Eso se puede cotejar con al menos 4,227 muertes de soldados desde el inicio de las invasiones: 3,840, en Irak, y 387, en Afganistán y áreas limítrofes.

Desde los primeros días de la invasión a Irak se registraron suicidios entre los efectivos militares. Pero cada vez la tasa de suicidios se hizo mayor. Y en el 2006, subió a 17.3 por cada 100,000 soldados, la tasa más alta en 26 años, según informó el ejército.

Eso se compara con 9.3 suicidios por cada 100,000 efectivos militares en todos los servicios combinados durante el 2006 y un 11.1 por cada 100,000 civiles estadounidenses en el 2004, último año en que la estadística de civiles estuvo disponible.

La investigación sugiere que el trauma del combate aumenta el riesgo de suicidio, según el Centro Nacional de Tratamiento de Afecciones Post Traumáticas. Cynthia O. Smith, vocera del Pentágono, dijo que algunos de los riesgos que confrontan los soldados son el fracaso en sus relaciones sentimentales, problemas legales y financieros, y drogadicción.

Por: AP

30 de octubre de 2007

Batallón 130: Todos, menos uno

Emociones encontradas

TOA BAJA - En julio del año pasado, los miembros del Batallón 130 de Ingeniería de Combate de la Guardia Nacional de Puerto Rico salieron hacia Irak a cumplir su parte en la prolongada guerra estadounidense en aquel país.

Ayer, al regresar a casa, la alegría no fue completa.

Faltaba uno.

El sargento Julián Inglés, un miembro de esta unidad, perdió la vida en una explosión en Bagdad, la capital iraquí, el 2 de agosto de este año. Ayer, en el ansiado regreso, en sus compañeros se mezclaron las lágrimas de alegría por estar de vuelta en casa, con las que produjo el dolor por el compañero de batalla que no volvió de la guerra.

El sargento Víctor Hernández fue uno de los que sacó un momento de la alegría de reencontrarse con los suyos para recordar a Inglés, así como a un estadounidense que se unió a su grupo de trabajo en Bagdad y que también falleció en combate.

"Fueron dos pérdidas innecesarias en una guerra que no tiene sentido", dijo Hernández, luego de que la tropa observara un minuto de silencio por la memoria de Inglés, natural de Añasco y quien murió a los 52 años.

El Batallón 130 tenía en Irak una misión realmente peligrosa: desactivar artefactos explosivos de los que se encuentran por miles en el país que Estados Unidos invadió en marzo de 2003 y del que no ha podido salir.

El ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, el coronel David Carrión Baralt, reconoció que pocas de las unidades puertorriqueñas que han estado en Irak han tenido misiones tan delicadas como las de la 130.

"Esta es una de las misiones más peligrosas en las que ha participado Puerto Rico", afirmó Carrión Baralt.

El 130 tiene 434 miembros. Ayer, regresaron a la Isla 393, porque, aparte del fallecimiento de Inglés, 40 recibieron heridas de diversa consideración en combate y habían vuelto ya.

Emotivo recibimiento

El recibimiento, que tuvo lugar en el coliseo municipal de Toa Baja, estuvo repleto de momentos emotivos.

El pequeño Jahaziel López, de un año y un mes, desconocía que pronto conocería a su padre: el sargento Carlos López. Su progenitor no lo veía desde octubre del año pasado, cuando, gracias a la Cruz Roja, pudo trasladarse de emergencia a la Isla desde Irak, para estar con su bebé, que sufrió serias complicaciones de salud.

Tras su nacimiento, el niño de cabello y ojos oscuros tuvo que permanecer diez días en la Unidad de Intensivo Pediátrico ya que, según relató su madre Gladimell Nieves, el menor "se quedó respirando al ritmo de la barriga", lo que le creó problemas de respiración.

Otra que acudió al recibimiento lo fue Josefina Acevedo, de 93 años, quien esperaba a su único hijo varón, Carlos Daniel Aguilar, de 47 años. "Estoy contenta, imagínate, porque estuve preocupada, como toda madre", dijo la nonagenaria que lucía serena y segura de, al fin, "poder abrazar" a su vástago.

La ansiedad por ver a sus seres queridos tuvo su pico justo a las 4:00 p.m., cuando un militar anunció por el altoparlante que los soldados habían llegado.

Los soldados fueron bajando a toda velocidad de las diez guaguas que los trajeron y haciendo formación para entrar al Coliseo.

Al ver a su familia, el soldado Héctor Ríos no pudo más con el protocolo militar. Rompió la fila en la que marchaba y se desprendió de la mochila que cargaba en su espalda para abrazar a su esposa Sofía Rodríguez, a sus cinco hijos y a sus padres, entre otros familiares. "El verlos otra vez... es algo que no puedo explicar en palabras", dijo un lloroso Ríos.

"Ahora voy a recuperar ese año que estuve lejos de ellos", afirmó.

Por: Marga Pares Arroyo / END

29 de octubre de 2007

Gilberto Santa Rosa condena guerra de ocupación en Irak

Por: Agencia Bolivariana de Noticias (ABN
San Juan, 28 Oct. El renombrado cantante puertorriqueño Gilberto Santo Rosa lamentó este domingo el sufrimiento que ha provocado la guerra de ocupación de Estados Unidos en Irak, donde han muerto más de medio centenar de puertorriqueños. Una información de Prensa Latina destaca que el sonero y bolerista boricua advirtió que las festividades de fin de año en Puerto Rico carecerán de su tradicional alegría por tantos soldados puertorriqueños que se encuentran en Irak, como parte del ejército de ocupación estadounidense.

Santa Rosa manifestó a los periodistas su deseo de que "algún día podamos retomar las navidades que yo tuve cuando muchacho". "Sé que no habrá Navidad completa hasta que se acabe esa guerra absurda, un disparate", subrayó Santa Rosa en referencia al conflicto bélico en Irak, que ha apagado las vidas de 68 puertorriqueños que han ido a la guerra del lado estadounidense.

"Se nos han ido demasiados muchachos en la flor de su juventud y el pueblo está triste, así que lo mejor que puedo desear es que esta Navidad nos traiga esa paz que necesitamos. Mientras dure esa estupidez, nos va a empañar la Navidad", enfatizó.

27 de octubre de 2007

Vengan la traición a Al Qaeda

Bagdad - Un soldado estadounidense murió y otros cuatro resultaron heridos tras la explosión de un artefacto al paso de su convoy en el sur de Bagdad. De acuerdo con la nota circulada por el mando militar de EE.UU., fue una explosión potente contra los vehículos.

El Ejército estadounidense anunció el jueves la muerte de otros dos de sus soldados en una explosión similar en la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad, que también causó ocho heridos.

Con la nueva baja conocida, el número de soldados estadounidenses muertos en Irak desde que comenzó la invasión y posterior ocupación del país árabe, en marzo de 2003, asciende ya a 3,838.

También, ayer, un atacante suicida detonó al norte de Bagdad su carga explosiva cerca de la sede de un grupo insurgente sunita que se volvió contra Al Qaeda en Irak, matando a una mujer e hiriendo a otras cuatro personas, informó la policía.

El atacante detonó su chaleco con explosivos al no poder cruzar la puerta principal de la sede central de las Brigadas de la Revolución de 1920, a unos 90 kilómetros al norte de Bagdad.

Las brigadas están integradas por seguidores de Saddam Hussein que recientemente se separaron de Al Qaeda. Además, varios de sus miembros se unieron a los soldados de Estados Unidos contra la red terrorista como parte de la lucha por el poder en la provincia de Diyala.

Una mujer fue muerta y otras tres resultaron gravemente heridas en la explosión, ocurrida cuando se dirigían a un mercado, dijo un agente policial.

Los testigos dijeron que el atacante fue un joven que corrió hacia la puerta principal y detonó su carga tras serle prohibida la entrada. Fue además herido un miembro de las Brigadas de la Revolución, indicó el agente.

Por otra parte en Diyala, una bomba estalló cerca de una aldea al sur de Buhriz, a unos 60 kilómetros (35 millas) al norte de Bagdad, matando a un granjero e hiriendo a otros dos, informó también la policía.

Por: Servicios Combinados / Endi.com

25 de octubre de 2007

4.2 millones de refugiados iraquíes

La violencia devastadora que reina en las regionales central y meridional de Irak obliga cada mes a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares dando así lugar a una crisis humanitaria más grave aún de lo que habían previsto las agencias humanitarias cuando la guerra estalló en 2003.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR), más de 4,2 millones de iraquíes han tenido que abandonar sus hogares. De esa cifra, unos 2,2 millones son actualmente desplazados en el interior de su propio país y más de 2 millones han huido a Estados vecinos, principalmente a Siria y Jordania. Muchos se habían visto desplazados ya, antes de 2003, pero el número de los que se ven obligados a huir sigue aumentado. En 2006, los iraquíes tenían el primer lugar en número de solicitudes de asilo en Europa.

Durante los tres primeros años siguientes a la caída del antiguo régimen iraquí, en 2003, el UNHCR basaba su trabajo en la hipótesis de que la situación interna en Irak iba a estabilizarse, lo cual permitiría que cientos de miles de iraquíes ya desplazados en aquel entonces pudiesen regresar a sus lugares de origen. Pero en 2006 la intensificación de la violencia provocó un aumento del número de desplazados. Se hizo así necesaria una reevaluación del trabajo del UNHCR y de sus prioridades en la región, entre ellas la ayuda a los repatriados y a unos 50 000 refugiados no iraquíes en Irak, así como la necesidad de reforzar la ayuda a los miles de personas que huyen mensualmente.

Entre el año 2003 y el 2005, unos 300 000 iraquíes regresaron a su país desde Irán, Arabia Saudita, el Líbano, Jordania y otras naciones. Pero ahora los regresos han cesado y se ha incrementado la fuga de personas, entre las que se encuentran gran número de profesionales calificados, lo cual es de crucial importancia para la reconstrucción del país.

Además de los que han salido del país, desde principios de 2006 más de un millón de iraquíes han huido de sus hogares hacia otras regiones de Irak, la mayoría de ellos debido a la violencia sectaria desatada después del atentado dinamitero contra una importante mezquita chiíta de la ciudad de Samarra, en el centro de Irak, atentado cometido en febrero de 2006.

Esta enorme cantidad de desplazados en Irak representa un grave desafío humanitario y una enorme dificultad (en el año 2003, antes que estalle la invasión de EEUU en Irak el gobierno suizo había previsto un tal escenario, ver artículo de la época), tanto para los propios desplazados como para las familias iraquíes que tratan de ayudarlos en las comunidades a las que llegan. La envergadura de sus necesidades, la violencia y las dificultades que se plantean para hacer llegar la ayuda a los desplazados hacen de estos un problema que en realidad sobrepasa las posibilidades de las agencias humanitarias, incluyendo al UNHCR. Y mientras más tiempo dure esta situación, más se agravará en la medida en que tanto los desplazados internos como las comunidades que los acogen en Irak vayan agotando sus recursos.

Muchos de los iraquíes desplazados que huyen hacia los países vecinos no recurren inmediatamente a la ayuda del UNHCR. Estos se apoyan más bien en una red social de amigos y familiares que, según teme el UNHCR, se está agotando rápidamente, lo cual empeora más aún los problemas sociales entre los exiliados y las tensiones esporádicas con las comunidades a las que llegan.

Desde principios del año 2007, el UNHCR extendió sus operaciones en la región y ahora cuenta con 300 empleados dedicados a trabajar en la crisis iraquí desde sus oficinas en la región y en Ginebra. La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados ha registrado más de 180 000 iraquíes en los países vecinos de Irak. Alrededor del 15% de ellos necesitan una ayuda específica, como en el caso de las personas que han sido torturadas. En abril de 2007, la agencia organizó una importante conferencia internacional en Ginebra con vistas a responder a las necesidades humanitarias de las personas desplazadas por el conflicto en Irak y para movilizar más ayuda internacional a favor de esas personas.

El UNHCR apoya a los países receptores mediante la rehabilitación y la construcción de escuelas, clínicas y centros comunitarios y garantizando una ayuda sicológica y cuidados específicos a los iraquíes más vulnerables. A mediados de agosto de 2007, el UNHCR presentó unos 12 000 casos seleccionados entre los iraquíes más vulnerables con vistas a su reinstalación en terceros países.

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, que ha lanzado llamados a reunir un monto de 223 millones de dólares para sus operaciones ligadas a Irak en 2007, expresa también su inquietud ante la situación de unos 15 000 refugiados palestinos que han quedado en Irak y de los cuales unos 1 500 se encuentran atrapados en dos campamentos provisionales situados en la frontera entre Irak y Siria. Los palestinos que se encuentran en Bagdad son objeto de amenazas cotidianas pero se ven impedidos de salir de Irak. Los cristianos iraquíes y miembros de otras comunidades minoritarias también se ven amenazados.

Voltaire, Edición Internacional

DOMINGO 11 DE NOVIEMBRE A LAS 10:00 AM VEN A DENUNCIAR LOS PÉSIMOS SERVICIOS PARA VETERANOS

      Ven  el "Día del Veterano":  11 de noviembre a las 10:00 frente al portón principal del Hospital de Veteranos en Puerto Rico (Río Piedras)
La administración de Bush el lunes solicitó un fondo adicional de $42.3 billones para las guerras de Irak y de Afganistán. Esto representa un total de $189.3 billones para el 2008.  Mientras tanto, las necesidades de los militares activos y de los veteranos es cada día más trágico. Aquí en Puerto Rico tenemos cientos de veteranos de esas y otras  guerras como lo fueron VIETNAM y Korea sufriendo en carne propia los efectos de la contaminación con uranio reducido- elemento de la tabla periódica que dura 4.5 mil millones de años y que causa cáncer, problemas neurológicos y gastrointestinales , osteoartritis y múltiples condiciones médicas adicionales . 
Mientras se solicitan fondos para las guerras, escasean los servicios y medicamentos en los hospitales de veteranos.  Un cruel ejemplo de ello es el caso de Walter Padilla, joven boricua. Natural de Cayey, emigró a Colorado a los 16 anos, donde ingresó en las fuerzas armadas. A su regreso de Irak, Walter le dice a su madre Carmen, que no podía  soportar el amargo dolor de haber visto tirados en las calles de Irak los cerebros e intestinos de los cuerpos de los niños iraquíes muertos a manos de las tropas estadounidenses.  Lo pusieron en una lista de espera en el hospital de Veteranos de Colorado.  Walter se convirtió en la baja boricua #75 al suicidarse a los pocos días... 
Por toda esta barbarie, las Madres contra la Guerra  unimos nuestras voces de protesta el "Día del Veterano":  11 de noviembre a las 10:00 frente al portón principal del Hospital de Veteranos en Puerto Rico (Río Piedras, cerca del Centro Médico ) .Nos unimos en solidaridad este 27 de octubre a las miles de personas de buena voluntad que se expresarán en 11 ciudades de los Estados Unidos a favor de la paz, por el cese de la guerra y porque el Congreso estadounidense no apruebe el infame presupuesto destinado a las guerras solictado por Bush. 
Porque la maternidad es vida y la guerra es la antítesis de la maternidad, luchamos por un mundo de paz.
Sonia Santiago Hernández, portavoz


23 de octubre de 2007

Carta de 12 Capitanes: The Real Iraq We Knew

The Real Iraq We Knew
 
By 12 former Army captains
 
Tuesday, October 16, 2007; 12:00 AM
 
Today marks five years since the authorization of military force in Iraq, setting Operation Iraqi Freedom in motion. Five years on, the Iraq war is as undermanned and under-resourced as it was from the start. And, five years on, Iraq is in shambles.
 
As Army captains who served in Baghdad and beyond, we've seen the corruption and the sectarian division. We understand what it's like to be stretched too thin. And we know when it's time to get out.
 
What does Iraq look like on the ground? It's certainly far from being a modern, self-sustaining country. Many roads, bridges, schools and hospitals are in deplorable condition. Fewer people have access to drinking water or sewage systems than before the war. And Baghdad is averaging less than eight hours of electricity a day.
 
Iraq's institutional infrastructure, too, is sorely wanting. Even if the Iraqis wanted to work together and accept the national identity foisted upon them in 1920s, the ministries do not have enough trained administrators or technicians to coordinate themselves. At the local level, most communities are still controlled by the same autocratic sheiks that ruled under Saddam. There is no reliable postal system. No effective banking system. No registration system to monitor the population and its needs.
 
The inability to govern is exacerbated at all levels by widespread corruption. Transparency International ranks Iraq as one of the most corrupt countries in the world. And, indeed, many of us witnessed the exploitation of U.S. tax dollars by Iraqi officials and military officers. Sabotage and graft have had a particularly deleterious impact on Iraq's oil industry, which still fails to produce the revenue that Pentagon war planners hoped would pay for Iraq's reconstruction. Yet holding people accountable has proved difficult. The first commissioner of a panel charged with preventing and investigating corruption resigned last month, citing pressure from the government and threats on his life.
 
Against this backdrop, the U.S. military has been trying in vain to hold the country together. Even with "the surge," we simply do not have enough soldiers and marines to meet the professed goals of clearing areas from insurgent control, holding them securely and building sustainable institutions. Though temporary reinforcing operations in places like Fallujah, An Najaf, Tal Afar, and now Baghdad may brief well on PowerPoint presentations, in practice they just push insurgents to another spot on the map and often strengthen the insurgents' cause by harassing locals to a point of swayed allegiances. Millions of Iraqis correctly recognize these actions for what they are and vote with their feet -- moving within Iraq or leaving the country entirely. Still, our colonels and generals keep holding on to flawed concepts.
 
U.S. forces, responsible for too many objectives and too much "battle space," are vulnerable targets. The sad inevitability of a protracted draw-down is further escalation of attacks -- on U.S. troops, civilian leaders and advisory teams. They would also no doubt get caught in the crossfire of the imminent Iraqi civil war.
 
Iraqi security forces would not be able to salvage the situation. Even if all the Iraqi military and police were properly trained, equipped and truly committed, their 346,000 personnel would be too few. As it is, Iraqi soldiers quit at will. The police are effectively controlled by militias. And, again, corruption is debilitating. U.S. tax dollars enrich self-serving generals and support the very elements that will battle each other after we're gone.
 
This is Operation Iraqi Freedom and the reality we experienced. This is what we tried to communicate up the chain of command. This is either what did not get passed on to our civilian leadership or what our civilian leaders chose to ignore. While our generals pursue a strategy dependent on peace breaking out, the Iraqis prepare for their war -- and our servicemen and women, and their families, continue to suffer.
 
There is one way we might be able to succeed in Iraq. To continue an operation of this intensity and duration, we would have to abandon our volunteer military for compulsory service. Short of that, our best option is to leave Iraq immediately. A scaled withdrawal will not prevent a civil war, and it will spend more blood and treasure on a losing proposition.
 
America, it has been five years. It's time to make a choice.
 
This column was written by 12 former Army captains: Jason Blindauer served in Babil and Baghdad in 2003 and 2005. Elizabeth Bostwick served in Salah Ad Din and An Najaf in 2004. Jeffrey Bouldin served in Al Anbar, Baghdad and Ninevah in 2006. Jason Bugajski served in Diyala in 2004. Anton Kemps served in Babil and Baghdad in 2003 and 2005. Kristy (Luken) McCormick served in Ninevah in 2003. Luis Carlos Montalváán served in Anbar, Baghdad and Nineveh in 2003 and 2005. William Murphy served in Babil and Baghdad in 2003 and 2005. Josh Rizzo served in Baghdad in 2006. William "Jamie" Ruehl served in Nineveh in 2004. Gregg Tharp served in Babil and Baghdad in 2003 and 2005.

17 de octubre de 2007

Conversatorio: "No en mi nombre: las atrocidades de la guerra y el militarismo"

Les invitamos a que nos acompañen este próximo miércoles, 17 de octubre de 2007 a las 7:00 p.m. en la actividad NO EN MI NOMBRE: LAS ATROCIDADES DE LA GUERRA Y EL MILITARISMO que llevaremos a cabo en la Sala de Facultad de la Universidad del Sagrado Corazón.

Participarán como panelistas el Dr. Gazir Sued (UPR), la Sra. Wanda Colón Cortés (Proyecto Caribeño de Justicia y Paz) y la Dra. Sonia Santiago (Madres Contra la Guerra). Tendremos la presentación del video NO EN MI NOMBRE así como una exhibición sobre las atrocidades de la guerra y el militarismo.

Invita el Instituto para la Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (INIPRODEH) de la Universidad del Sagrado Corazón.

Tomado del PCJP.

15 de octubre de 2007

El Costo Humano de la Guerra

El Costo humano de la Guerra - octubre de 2007
http://madrescontralaguerra.blogspot.com/
Joven, al cumplir los 18, si te vas a inscribir, escribe SOY OBJETOR POR CONCIENCIA en la Hoja de inscripción del servicio selectivo de las fuerzas armadas de EU porque hay:
§ Muertos 3,829 + Desde comienzo de la Guerra el 19 /3/ 2003
Incluidos los 85 SOLDADOS boricuas
§ Heridos- Entre 18,254- 48,100
§ Muerte de civiles- desconocido 38,861- 700,000 +
§ 17 de cada 100,000 se suicidan y 30% regresan con el Síndrome Post Traumático del Estrés
§ Hijos e hijas de militares activos demuestran pobre rendimiento académico y síntomas de ansiedad
§ 25% de ellos se divorcian y
§ 20% de las familias informan violencia doméstica
a los dos años de su regreso de las guerras


Aclarando mitos del reclutamiento para las familias Puertorriqueñas
§ En tiempos de paz, solo el 15% de los militares completan grados universitarios de 4 años.
§ Según datos del Buró Nacional de Estadísticas Laborales (EEUU), los soldados tienen más dificultad en conseguir empleos al regresar que otros de su misma edad. (5% de la población de 20-24 años son desempleados en EEUU; sube a 29% en veteranos de color entre 20-24).
§ Los veteranos tienen doble probabilidad de ser adictos a substancias controladas. Numerosos veteranos de Afganistán han vuelto con adicciones al opio, ingrediente primordial de la heroína; otros crean dependencias a la codeína y anti-depresivos.
§ Exposición a uranio reducido (utilizado en balas y tanques) puede causar cáncer en los pulmones daño neurológico y defectos físicos en los niños recién nacidos de veteranos e iraquíes.
Las oficinas de reclutamiento tienen un presupuesto anual de $4 mil millones: invierten $60,000 anuales en el engaño de cada recluta, mientras Bush le redujo $1 mil millones a los hospital de veteranos, por lo que los servicios médicos están pésimos

Padres y estudiantes de escuela superior: al comienzo del año escolar antes del 30 de septiembre se escribe una carta al director/a escolar solicitando que no le den tu información personal a los reclutadores , sino, los reclutadores tienen acceso total a tu base de datos personales: direcciones físicas y electrónicas, teléfonos, área de estudio, etc. La Ley No Child Left Behind (Ningún Niño Quede Rezagado) que firmó George Bush en 2001 así lo dispone. Puerto Rico es la jurisdicción donde más se redactan dichas cartas : 57% (2006), la más cercana fue en Berkeley, California con un 23%. Estamos orgullosas de nuestro noble pueblo.:
Jóvenes: NO TOMEN EL EXAMEN de ASVAB (de “aptitudes vocacionales militares”)- no es para entrar a la universidad- es otra manera del ejército adquirir tu información confidencial y empezar a hostigar.

14 de octubre de 2007

Ex jefe de fuerzas EEUU: Misión en Irak es una 'pesadilla'

13 de octubre de 2007
ARLINGTON, Virginia, EE.UU. (AP) - La misión militar en Irak es una "pesadilla sin un final previsible", por una serie de cálculos equivocados tras la caída de Saddam Hussein, los cuales continúan a la fecha, dijo un ex jefe de las fuerzas encabezadas por Estados Unidos.
El teniente general retirado Ricardo Sánchez, quien comandó las fuerzas de la coalición durante un año, a partir de junio del 2003, habló de varios errores políticos y militares en Irak, que a su juicio, abrieron el camino a la insurgencia.
Entre los errores mencionó la disolución de las fuerzas militares de la era de Saddam, el no haber establecido vínculos con los líderes tribales y el no haber instaurado rápidamente un gobierno civil tras el derrocamiento del líder iraquí.
Sánchez consideró que las estrategias actuales, incluido el despliegue de 30.000 efectivos adicionales a comienzos de este año, representan un "intento desesperado" de compensar los años de políticas erradas en Irak.
"No hay duda de que Estados Unidos vive una pesadilla sin un final previsible", dijo Sánchez el viernes, a un grupo de periodistas que cubre asuntos militares.
Sánchez se negó a responsabilizar a algún funcionario en particular. Sin embargo, criticó al Departamento de Estado, el Consejo de Seguridad Nacional, el Congreso y la cúpula militar.
Esas críticas, incluso por parte de un ex alto mando del Pentágono, no son nuevas, pero han cobrado más resonancia mientras los debates sobre la estrategia de la guerra dominan la campaña de los aspirantes a la candidatura presidencial.
El gobierno de Bush no respondió directamente a las críticas de Sánchez.
"Apreciamos el servicio que él prestó al país", dijo Trey Bohn, portavoz de la Casa Blanca.
Sánchez se retiró del Ejército el año pasado, dos años después de completar un bienio como comandante de todas las fuerzas estadounidenses en Irak. Al renunciar, consideró que su carrera militar fue una víctima del escándalo por las denuncias de abusos en la prisión de Abu Ghraib.

10 de octubre de 2007

FONDOS PARA LAS GUERRAS DE IRAK Y AFGANISTÁN SON DESPILFARRADOS, SIN MONITORÍA

http://www.truthout.org/docs_2006/101007J.shtml
Congress Ignoring Critical Report on Pentagon Spending
By Jason Leopold t r u t h o u t Report
Wednesday 10 October 2007
In April, the nonpartisan research arm of Congress issued a damning report that criticized the Pentagon for mismanaging hundreds of billions of dollars in emergency funds it received to pay for the occupation of Iraq and the war in Afghanistan.
Additionally, the report said, among other things, that since late 2003 the Pentagon has overstated its financial needs and has failed to turn over to Congress an accurate and transparent accounting of how it has spent the emergency funds earmarked for Iraq and Afghanistan.
The 45-page Congressional Research Service (CRS) report, "The Cost of Iraq, Afghanistan, and Other Global War on Terror," released in the Spring advised the new Democratic leadership in Congress it should withhold funding until the Department of Defense (DOD) provide lawmakers with a detailed accounting of its expenditures in Iraq, where 90 percent of the funds the Pentagon has received have been spent.
In July 2006, David Walker, comptroller general of the Government Accountability Office, testified before the Congressional Subcommittee on National Security, Emerging Threats and International Affairs. He told lawmakers that a lack of actual costs, supporting documentation and routine reporting problems by the Pentagon, with regard to the wars in Iraq and Afghanistan, "make it difficult to reliably know what the war is costing, to determine how appropriated funds are being spent, and to use historical data to predict future trends."
The DOD "has not been willing to provide Congress" with the data it uses to predict its operating costs on the ground in Iraq and Afghanistan, Walker said. As such, Congressional researchers have recommended in their report that Congress ask the DOD inspector general to audit the Pentagon in order to resolve these various gaps and discrepancies in cost data related to the occupation of Iraq and the war in Afghanistan.
Yet, despite issues raised by Walker and, more recently, in an updated report by the Congressional Research Service, the Pentagon has failed to open up its accounting books to Congress and the Democratic leadership in the House hasn't pressed DOD officials to do so. More than 90 percent of the DOD's funds for Iraq were provided in the form of emergency supplemental or additional appropriations requests. Emergency funding is exempt from ceilings applying to discretionary spending in Congress's annual budget resolutions. Some members of Congress have argued that continuing to fund ongoing operations with supplementals reduces Congressional oversight.
"Congressional leaders have promised more scrutiny of the administration's requests for a [fiscal year] 2007 supplemental and [fiscal year] 2008 war costs," the report says. "Thus far, Congress is receiving fairly detailed quarterly reporting on various metrics for success in Iraq ... but cost is not one of those metrics."
Financial documents that have been turned over by the Pentagon to Congress "have been sparse," and government agencies, including the Congressional Budget Office and the Government Accountability Office, "have all found various discrepancies in DOD figures - including understating budget authority and obligations, mismatches between [budget authority] and obligations data, double-counting of some obligations, questionable figures, and a lack of information about basic factors that affect costs such as troop strength ...," said a March CRS report on the cost of Iraq and Afghanistan military operations, and past issues associated with emergency spending requests.
"For example, DOD provided five pages to justify $33 billion in operation and maintenance spending, about half of the [fiscal year] 2006 supplemental request. Because few details are included, [the Congressional Budget Office] notes the difficulty in determining the basis of DOD requests and estimating alternatives," the CRS report says. "And because appropriations for war are mixed with DOD's baseline budget, information about 'what has actually been spent,' or outlays, is not available. That information is important for estimating the cost of alternate future scenarios and also for showing the effect of war costs on the federal deficit."
Furthermore, the DOD "has periodically revised the figures shown for each operation in previous years, suggesting questions about the validity of its figures," the report says, adding that some of the department's supplemental requests for 2007 included "$2 billion from some unknown source."
Moreover, the most recent CRS report related to the cost of Iraq and Afghanistan operations dated July 16, said that while the Pentagon has made slight improvements in "in showing how previously appropriated funds have been allocated among the three operations - Iraq, Afghanistan and other counter-terror operations and enhanced security - [the Pentagon's latest funding request] does not cover over $30 billion for classified programs and other funds for repair or replacement of war-worn equipment still to be obligated."
Late last month, Secretary of Defense Robert Gates told Congress that he needs $141.7 billion - roughly a 40 percent increase over the previous year - in addition to a $50 billion emergency supplemental President Bush requested in September to continue funding operations in Iraq and Afghanistan. If approved, it would bring the cost of the Iraq and Afghanistan operations to $610 billion. The $50 billion in emergency funding Bush asked for is needed, the DOD said, to pay for the 30,000 additional troops Bush sent to Iraq earlier this year. All told, the occupation of Iraq is costing taxpayers roughly $2.1 billion a week. The Congressional Budget Office predicted that by the end of 2008, the cost of the Iraq occupation could very well reach $1 trillion.
Democratic lawmakers and their aides were unwilling to comment publicly on whether they intended to force the Pentagon to be more transparent or if lawmakers heeded the advice of CRS and would call for an audit of the Pentagon. Privately, some aides to lawmakers serving on the House Appropriations Committee said that scenario was highly unlikely to happen.
David Obey (D-Wisconsin), the chairman of the House Appropriations Committee, said last month that he has "no intention" of passing an Iraq funding bill through his committee "that simply served to continue the status quo."
Senator Robert Byrd (D-Virginia), chairman of the Senate Appropriations Committee, became visibly upset last month when Gates disclosed how much additional funding was needed to continue occupying Iraq.
"If granted, we will have spent more than 600 billion! - billion! billion! - dollars" on the "nefarious and infernal war in Iraq," Byrd said.
Still, while statements like that of Obey's and Byrd's may allow Democrats to flex some political muscle from time to time it doesn't begin to address the Pentagon's accounting irregularities CRS says will continue to be a major factor each time the Bush administration seeks additional funding for Iraq and Afghanistan unless lawmakers rein in the Pentagon's spending and take a closer look at its books.
"Grappling with these issues is more difficult because DOD has provided limited information about prior war costs making trends difficult to decipher and explanations unlikely to be available," the July 16, CRS report said. The General Accounting Office, the Congressional Budget Office and CRS "have all raised concerns about these problems in reports and testimony. There are many unresolved discrepancies and gaps in reported DOD figures."
Gates testified before Congress last month that a large part of the funding request will be earmarked for equipment upgrades and weapons enhancement. But the CRS report said that still doesn't account for the massive annual increase in spending.
"Although some of the factors behind the rapid increase in DOD funding are known - the growing intensity of operations, additional force protection gear and equipment, substantial upgrades of equipment, converting units to modular configurations, and new funding to train and equip Iraqi security forces - these elements are not enough to explain the size of the increases," the report said.
Info Box
CRS estimates that war-related appropriations enacted to date total about $610 billion allocated as follows: $450 billion for Iraq (or 74%); $127 billion for Afghanistan (or 20%); $28 billion for enhanced security (5%); and $5 billion unallocated (1%).
Jason Leopold is senior editor and reporter for Truthout. He received a Project Censored award in 2007 for his story on Halliburton's work in Iran.

5 de octubre de 2007

Cae otro boricua en Irak

ARECIBO - El sargento Ricardo Xavier Rodríguez Fernández, de 23 años, se convirtió ayer en la más reciente víctima boricua de la guerra en Irak.

El soldado, natural de Arecibo, murió ayer en momentos en que realizaba patrullaje e hizo contacto con una mina, confirmó hoy el portavoz del Fuerte Buchanan, José Pagán.

Rodríguez Fernández era paracaidista y pertenecía a la División 82 de Aerotransporte con sede en Fort Bragg, Carolina del Norte. Llevaba sólo 11 meses activo en Irak.

El trágico incidente se registró ayer a eso de las 5:00 a.m., hora de Irak, confirmó a Prensa Asociada la madre del soldado, Anabelle Fernández, quien agregó que recibió la notificación oficial de parte de oficiales del Fuerte Buchanan.

La madre del soldado, una empleada del centro Head Start de Arecibo, indicó que su hijo era soltero, aunque tiene un hijo de cuatro años.

Reveló también que su otro hijo, Ernesto Rodríguez Fernández, de 28 años, también es soldado y está en Irak.

El padre de ambos soldados, Ernesto Rodríguez, es un veterano de la guerra de Vietnam y trabaja en el Departamento del Trabajo, oficina de Arecibo. La familia reside en la urbanización Vistamar de ese municipio.

La madre del fenecido soldado indicó que los oficiales del Fuerte Buchannan le notificaron que los restos de su hijo podrían llegar a Puerto Rico en aproximadamente una semana.

Se espera que el hermano del soldado también regrese a la isla en los próximos días.

Por: AP

3 de octubre de 2007

MCG convoca a piquete contra la guerra en Mayagüez

NO A LA GUERRA - NO AL RECLUTAMIENTO
NO AL MILITARISMO



Madres Contra la Guerra invita a su piquete mensual frente a la Oficina de Reclutamiento en Mayagüez (frente al RUM) este viernes 5 de octubre, a las 12:00 del medio día.

¡Basta ya! Alto a la Guerra
Comunicado de Prensa 5 de octubre de 2007: denunciamos la llamada "Guerra contra el terrorismo" comenzada el 7 de octubre de 2001 en Afganistán

Madres Contra La Guerra dedica el piquete frente a las oficinas de reclutamiento de las fuerzas armadas hoy en Mayagüez (Centro Comercial Towncenter: 12:-1pm) a las miles de familias afectadas por la llamada "guerra contra el terrorismo" , tanto afganas como boricuas y de las fuerzas de ocupación. Cabe destacar que Bush usó la excusa del asalto a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001 (el cual condenamos enérgicamente), para invadir Afganistán en búsqueda de Osama Bin Laden, quien alegadamente estaba en ese país. A 6 os/an de esa invasión y después de perder cientos de vidas afganas y de las fuerzas de ocupación, aún Osama no ha sido capturado. Madres Contra La Guerra denuncia :

a. Afganistán es el mayor productor mundial de opio y muchos son los militares que a su regreso de Afganistán están adictos al opio y sus derivados, como la heroína, ya que se puede comprar libremente y a precios super baratos en las calles de Afganistán. El Parlamento de Afganistán, está dominado por señores de la guerra y narcotraficantes, En el mundo entero han habido manifestaciones en las calles y actos de solidaridad con el pueblo afgano.

b. Afganistán tiene una reserva enorme de gas natural y es vital para el abastecimiento de agua, preciado líquido en la región.
Estados Unidos usa tres cuartas partes de la energía del planeta y está buscando fuentes energéticas a como dé lugar. Bush representa ese complejo militar industrial que sirve de punta de lanza a los intereses de los inversionistas .

Denunciamos que el senado de Estados Unidos acaba de aprobar , por votación de 92 a 3, $150 mil millones de dólares para las guerras de Irak y Afganistán y sobre $500 mil millones más para un sistema de interceptación de misiles para" guerras futuras". Esto representa medio trillón de dólares anuales para programas militares: un horror decadente.

Nuestras bendiciones a las familias de los boricuas caídos en Afganistán: Emmanuel Hernández, 22, Caguas, P.R., junio 2005 ; Edwin Matos Colón, 42, Juana Díaz, abril 2005 , David Ayala Rodríguez, 24, Carolina del Norte, abril 2005; Pedro A. Muñoz, 47, Quebradillas, P.R., enero 2005 Ernesto Manuel Blanco, 28, Connecticut, diciembre 2003 ; Kelvin E. Feliciano, 33, Añasco, P.R., junio 2003 ,Orlando Morales, 33, Orocovis, P.R., marzo 2003 Miguel A. Hernández, de Cayey, muerto en Alemania a su regreso de , contaminado con bacteria, 2004.

Exigimos que Estados Unidos destine fondos y lidereé una ayuda humanitaria mundial de apoyo a Afganistán: apoyo médico, a hospitales, medicamentos, construcción de escuelas y de infraestructura, restauración de la economía afgana, de los museos , etc. Es tanto el daño infligido, que habría que hacer un estudio de necesidades. Estados Unidos debe liderear este apoyo , es de sabios reconocer los errores.

Bajan los niveles de reclutamiento en Puerto Rico

Anti-war activists target military recruiters in Puerto Rico
The Canadian Press - editorial@cp.org

MAYAGUEZ, Puerto Rico - As he walks to his recruiting station, U.S. Army Staff Sgt. Allan Welchez Rivera averts his eyes when he passes graffiti spray-painted across the street: "The U.S. Army: An ignorant way to die."

As the wars in Iraq and Afghanistan drag on - and the body count of Puerto Rican soldiers grows - an anti-recruiting campaign has emerged in this U.S. territory of four million people. High schools have now become a battleground for recruiters and pacifists, who have equal access to the campuses and seek to sway island youth into joining or shunning the military.

"I take it personal," said Welchez, a 35-year-old native of New York City. "We're protecting the constitution, what we do everyday."

The anti-recruitment drive has energized Puerto Rico's pro-independence movement, although only a small minority have voted for independence in nonbinding referendums. A larger minority wants Puerto Rico to become a U.S. state and most prefer the island keep its loose affiliation with the U.S.

The Puerto Rican Independence Party five years ago began distributing leaflets encouraging high school students to prevent military recruiters from obtaining their personal information. Last year, 57 per cent of this Caribbean island's high-school sophomores, junior and seniors signed the forms to keep their information from recruiters.

"Military service has always been the blood tax of the colony," said Senator Maria de Lourdes Santiago of the Puerto Rican Independence Party. "Recruiters always seek out people on the margins or in poverty, and we have that in abundance."

Pentagon statistics show 37 service members from the island have been killed in Iraq and Afghanistan. Anti-war groups say the figure exceeds 80, including Puerto Ricans based on the U.S. mainland.

Wanda Colon, director of the Caribbean Project for Justice and Peace in San Juan, which also distributes the leaflets, said recruiters portray a soldier's life "as if it were an Indiana Jones movie."

"To fill their quotas they make promises of trips, money, scholarships but never put them in writing because they're not real," she said.

But military recruiters deny any subterfuge, and say the military fulfils its promises as long as recruits keep up their end of their contract.

"If we offer a bonus or an assignment, it's in black and white. We'll guarantee that," said Sgt. 1st Class Ernesto Gonzalez, who oversees more than a third of the 100 army recruiters in Puerto Rico.

Last September, Puerto Rico's education department gave pacifist groups the same access to school campuses as military recruiters. The order signed by Education Secretary Rafael Aragunde called for students "to deliberate in a complete and informed way" when considering a military career.

Some school districts in the U.S. have implemented similar policies and anti-recruiting groups have distributed opt-out forms aggressively in several major cities. But the Puerto Rico anti-recruitment campaign has been more welcomed than efforts on the mainland, said Pablo Paredes, an anti-war activist who has travelled to the island and across the U.S. with the Philadelphia-based American Friends Service Committee.

"There's not an ownership over this war. There's definitely a sense of 'That's someone else's situation,"' he said. "In schools that allows for a lot more fairness for groups that oppose the war."

Anti-war groups hold workshops at schools where recruiters hand out business cards and chat with students in hallways. School directors are required to reserve equal space for military and pacifist brochures.

Over the last four years, military enlistments from Puerto Rico have dropped 20 per cent.
A loose network of pacifist and pro-independence groups claims the decline as a victory, but recruiters say the opt-out leaflets have had little impact because recruiters go after older, college-educated candidates. Still, Welchez and Pentagon officials suspect the anti-military campaign and an anti-war sentiment have dissuaded some potential recruits.

Active-duty enlistments across all service branches in Puerto Rico fell from 1,537 in 2002 to 1,229 last year, according to the Pentagon. The army has taken the biggest hit, from 972 to 733, with recruitment rates over the last four years below the average per-capita contribution of mainland states.

Bill Carr, deputy undersecretary of defence for military personnel policy, said the "tone of discouragement" is likely hurting recruiting efforts in Puerto Rico. He said the military may spend more on advertising to counter the activists' efforts. Nationwide, the military currently spends about $12,000 on advertising and other recruitment efforts per enlistee, he said.
"Supporters of a volunteer military ought to accept its duty to describe itself to young people, and not throw obstacles in the path of recruiters working to present those facts," Carr said in a telephone interview from Washington.

Military recruiters here must also confront plummeting public opinion of the Iraq war. A recent poll by the newspaper El Nuevo Dia found that 75 per cent of islanders oppose the Iraq war. On the U.S. mainland, 57 per cent believe going to war in Iraq was a mistake, according to a recent Associated Press-Ipsos poll.

Every month, Mothers Against War, a Puerto Rican group, stages protests outside the Mayaguez recruiting station in western Puerto Rico. Sonia Santiago, leader of Mothers Against War, said she believes the U.S. invaded Iraq and Afghanistan to secure energy resources, not to spread democracy or protect the United States.

Despite anti-recruitment efforts, Welchez and other recruiters said they are generally well received, but avoid going to some areas in their military uniforms. University professors have "jumped in my face" and told him to leave campus, he said.

Recruiters are also careful not to provoke any incidents.

After a militant independence leader died in a shootout with FBI agents in the town of Hormigueros in 2005, recruiters were ordered by their commanders to stay away, Welchez said.

BlackWater bajo investigación/ Informe de Afganistán

video

Siguen los ataques a civiles en Irak

Bagdad, 29 de septiembre del 2007

Fallecen en combate dos militares estadounidenses; suman ya 3 mil 801.

“Lamenta” EE UU muerte de mujeres y niños en el ataque aéreo del viernes en Bagdad.

El ejército de ocupación de Estados Unidos en Irak dijo “lamentar” la muerte de mujeres y niños en un ataque aéreo que lanzó en una zona civil del sur de Bagdad, donde provocó el viernes la muerte de al menos 10 personas cuando supuestamente bombardeaba a hombres armados.

“Lamentamos que civiles resulten heridos o mueran cuando las fuerzas de la coalición luchan para liberar a Irak del terrorismo”, pues “nuestro blanco eran unos hombres que acababan de tirar obuses”, afirmó el comandante Brad Leighton.El vocero militar culpó a la insurgencia de los resultados de los ataques de las tropas invasoras, bajo el argumento de que “los terroristas siguen poniendo deliberadamente en peligro a mujeres y niños iraquíes inocentes con sus acciones y su presencia”.

Fuentes hospitalarias dijeron que un menor que resultó gravemente herido sufrió la amputación de su pierna izquierda.Además de los muertos que dejó el ataque hubo siete heridos, según el parte médico e imágenes de televisión que mostraron a tres hombres y dos niñas heridas.Tras cada incidente de este tipo, innumerables desde la invasión en marzo de 2003, el ejército estadunidense suele abrir una “investigación” cuyos resultados rara vez se hacen público. Por lo demás, esas tropas están protegidas contra acciones judiciales locales o de la comunidad internacional.

El ataque ocurrió el pasado viernes contra un edificio de viviendas, mayoritariamente sunita, en el distrito de Doura.Entre tanto, este día se informó de la muerte de al menos 24 personas tras una serie de atentados y enfrentamientos, entre ellos 18 insurgentes que murieron en Al Muktadiyan, al norte de Bagdad.

Asimismo, fueron detenidos 27 sospechosos de pertenecer a la red armada Al Qaeda.Mientras, dos militares estadunidenses murieron en combates, uno de ellos en la provincia de Diyula y el otro al sur de la capital del país. De esta manera, el número de estadunidenses caídos en esta guerra asciende ya a 3 mil 801 soldados.

La policía reportó el asesinato del periodista iraquí Abdel Jaleq Nasser, al ser atacado a tiros cerca de su casa en la ciudad de Mosul. Nasser es solamente la víctima más reciente de una larga lista de periodistas que sucumbieron desde la invasión.Tanto líderes chiítas como sunitas y el gobierno de Nuri Maliki siguieron expresando hoy su repudio a la pretensión de senadores estadounidenses de dividir Irak en tres zonas étnicas, y calificaron la medida de “desastrosa”. Maliki pidió a los congresistas no interferir en sus asuntos internos.En contraste, el gobierno de la región autónoma kurda saludó el anteproyecto, al afirmar que se inscribe con los fundamentos de la Constitución iraquí” y porque eventualmente derivaría en estabilidad.

http://www.aporrea.org/internacionales/n102257.html

video