...LA GUERRA ES LA ANTITESIS DE LA PAZ Y NOSOTRAS LUCHAMOS POR LA PAZ...

31 de mayo de 2011

Las Madres contra la Guerra presentamos este excelente artículo acerca de las vicisitudes de nuestros familiares militares a su regreso de las guerras. Hemos vivido en carne propia estas vivencias:

May 28, 2011
After Combat, the Unexpected Perils of Coming Home
By James Dao
Capt. Adrian Bonenberger made plans for his final patrol to Imam Sahib. But inside, he was sweating the details of a different mission: going home. Which soldiers would drive drunk, get into fights or struggle with emotional demons, he wondered. What would it take to keep them safe in America?
Sgt. Brian Keith boarded the plane home feeling a strange dread. His wife wanted a divorce and had moved away, taking their son and most of their bank account with her. At the end of his flight lay an empty apartment and the blank slate of a new life.
“A lot of people were excited about coming home,” Sergeant Keith said. “Me, I just sat there and I wondered: What am I coming back to?”
For a year, they had navigated minefields and ducked bullets, endured tedium inside barbed-wired outposts and stitched together the frayed seams of long-distance relationships. One would think that going home would be the easiest thing troops could do.
But it is not so simple. The final weeks in a war zone are often the most dangerous, as weary troops get sloppy or unfocused. Once they arrive home, alcohol abuse, traffic accidents and other measures of mayhem typically rise as they blow off steam.
Weeks later, as the joy of return subsides, deep-seated emotional or psychological problems can begin to show. The sleeplessness, anxiety and irritability of post-traumatic stress disorder, for instance, often take months to emerge as combat veterans confront the tensions of home and the recurring memories of war.
In their new normal, troops must reconnect with children, adjust to more independent spouses and dial back the hypervigilance that served them well in combat — but that can alienate them from civilians.
“The hardest part for me is, I guess, not being on edge,” said Staff Sgt. Francisco Narewski, a father of three who just completed his second deployment. “I feel like I need to do something, like I need to go on mission or I need to check my soldiers. And I’m not.”
For the First Battalion, 87th Infantry out of Fort Drum, N.Y., which recently finished a yearlong tour, leaving Afghanistan proved as deadly as fighting in Afghanistan. In the first 11 months of deployment, the battalion lost two soldiers, both to roadside bombs. During the next month, it lost two more, neither in combat.
Journey Home
Specialist Billy Moody, 26, wondered whether he could ever talk openly to friends about the close calls he had seen: rocket-propelled grenades that just missed, accurate mortar rounds that somehow failed to explode.
He detailed those experiences in a notebook that he planned to share with his wife and family, but no one else.
“Some stuff, people just don’t — they wouldn’t really believe or appreciate,” he said. “I hope people don’t ask me that kind of stuff, and then after I tell it to them, they think I’m exaggerating.”
His deployment had been a mixed bag. After getting into an argument with a higher-ranking soldier, whom he half-heartedly threatened to kill, he lost a rank. But he had also performed well under pressure.
While driving his platoon leader on a mission last fall, his truck hit a powerful mine that blew off its rear end and flipped it over. Private Stevenson was the first out and helped the three other passengers, including his lieutenant, escape. He earned a Purple Heart after sustaining a back injury and a possible concussion in the explosion.
As the plane approached New York, he was thinking about his next big challenge. His fiancée was pregnant, and he was so excited by the prospect that he planned to buy baby furniture and diapers as soon as he got home. More than ever, he thought he should get out of the Army and try college.
He had never known his own father and had lived on the streets of Port Arthur, Tex., as a teenager after his mother died of AIDS. “I know I’m not ready” to be a father, he mused. But he wanted badly to try.
“I want to be there for my kid’s first steps; I want to be there for his first bicycle accident,” he said. “I kind of think the Army is not for me, family-wise.”...
For Sgt. Tamara Sullivan, 32, there was nothing about Afghanistan she would miss. For days after arriving in Kunduz a year ago, she cried at the thought of not seeing her children, ages 4 and 2. The experience taught her a lesson about emotions, one she learned to apply with iron discipline.
“It’s something that you just have to learn how to turn off and on, like a light switch,” she said. “I don’t feel like it made me less of a mother because I learned how to shut it off. I think it made me a better soldier.”
Now she was finally home, looking lost as she searched the crowd for her husband, Tim, who had come without the children from North Carolina, where the couple have a home. Suddenly he appeared, and they embraced awkwardly before rushing to find her bags.
She had been thinking for days about how this deployment might change their family dynamic. Tim had learned to be a single parent and was so comfortable in the job that she wondered whether he was prepared to give it up.
“I’m ready to come back home and jump back in, you know, where I left it, do my mommy role,” she said before leaving Afghanistan. “Just shoo him out of the way. I’m pretty sure he’ll be a little, you know, like, ‘Wait a minute, I used to do it this way.’ ”
But she would have to wait to test those waters. She was scheduled to transfer to Fort Gordon, Ga., in October, but until then, Tim and the children would remain in North Carolina. Except for occasional weekends, they would be apart for another six months.
Still in her uniform, she took Tim to the airport and then went shopping at Wal-Mart. On a 3-by-5 card, she had neatly listed items she needed for her new apartment near Fort Drum: linens, a frying pan, food for one. She filled two carts and headed home.
In her second-floor home, she began unpacking boxes of paperback books, unused uniforms and crayon drawings from her children. Without the children, it had been a subdued, almost joyless homecoming. But she seemed content in her solitude. The Army is her career, and a good one, she told herself. She just needed to be patient.
“As long as my children are happy, as long as I know their education is set for, then I’m good,” she said. “I’ll just keep doing this as long as I have to.”
Sergeant Keith’s homecoming was surprisingly boisterous, even without his wife and son. His parents, grandfather, brother, nieces and nephews greeted him at the gymnasium, then accompanied him to a new apartment they had found and furnished for him.
But when they left, he was by himself for the first time in practically a year. He took a shower, the longest and hottest in months, then crawled into a bed that felt as large as a swimming pool. “I never felt more alone any time ever in my life,” he recalled.
The deployment, his third in six years, had been great, and not because of the adrenaline rush of combat — he saw none of that. A fuel specialist, Sergeant Keith, 29, was responsible for making sure gas tanks were full and generators were running.
The deployment had clearly been hard on his wife and made him almost a stranger to his 18-month-old son. “I got to work my way back into his life again,” he said.
And yet, almost to his surprise, he felt a sense of lightness and liberation now that his wife had left him. He went drinking at the American Legion with friends. Maybe he would start dating. And down the line, he felt almost certain he would deploy again.
Perhaps it was the clarity of deployed life that he craved. The structured routines seemed so much simpler than the messy realities of home. He could not quite put his finger on it, but he knew that “normal life” no longer meant what it once did.
“Once you get stuck into that environment,” he said of deployment, “and you do it every day, it’s very, very hard coming back to the states and living a normal life. I’m just having a real hard time dealing with it.”
Healing
In the weeks after the battalion got home, Captain Bonenberger, 33, moved into an apartment with two fellow captains and considered his future. Should he accept a teaching position at West Point or get out of the Army?
Private Stevenson married and learned that his child, due in August, was a boy. He bought an SAT prep book.
Specialist Hayes, undergoing rehabilitation at Walter Reed Army Medical Center, visited his platoon mates at Fort Drum. To celebrate, they drank Guinness from his prosthetic leg.
And Sgt. First Class Brian Eisch, 36, struggled to learn how to run again.
A machine-gun burst had almost taken off his left leg during a battle in Kunduz last fall, and he had been flown to Walter Reed for treatment. Determined to return to a frontline unit, he would have to prove that he could run with a pack. Doctors told him to go slow, but it was not in his nature.
So after returning to Fort Drum in February, he went to the gym almost nightly, working the shreds of muscle still in his calf. When he continued to limp, his doctors suggested that he replace the leg with a prosthetic. No way, he said.
“I’m trying to put on the happy face and the strong guy, but at the end of the day I’m almost in tears in pain, “ he said. “It hurts.”...art. completo en After Combat, the Unexpected Perils of Coming Home

RECUERDA - ¡Que Viva la Paz!

video

29 de mayo de 2011

Honremos la memoria de los muertos luchando por los vivos...

video
Sonia Santiago Hernández , portavoz
Día de la Recordación: 30 de mayo de 2011
Las Madres contra la Guerra honramos la memoria de los 112 soldados boricuas fallecidos ; contados en la cifra de 6,366 de militares fallecidos en la llamada "guerra contra el terrorismo". Hoy sufrimos la muerte de Louis Ramos Velázquez, de Camuy, quien muriera el 24 de mayo en Afganistán al estallar una mina. Han muerto 10,000 mil afganos civiles anualmente desde el 2001, cuando comenzó la guerra. Se calcula en más de dos millones de muertos civiles en Irak. Oramos porque su sangre sea semilla de paz...
Irónicamente, este fin de semana de la Recordación, el Pentágono de Estados Unidos admite que envía armas para combatir en Libia, nuevo frente de guerra que se suma a las guerras de Irak y Afganistán.
La administración del Presidente Barack Obama ha aprobado el presupuesto militar más grande desde la segunda guerra mundial: el 22 de diciembre de 2010 se aprobaron $725,000 millones para el Departamento de la Defensa. Aún con esta obscena y denigrante cantidad de dinero destinado a las guerras y a la cultura de la muerte, el Congreso de los Estados Unidos asignó $118 mil millones de dólares adicionales para continuar la agenda de genocidio y destrucción en Irak y Afganistán.
Lo extraňo de esta situación, es que la administración del presidente Barack Obama continúa esta agenda de muerte comenzada por el presidente George W. Bush, aunque durante su discurso de campaňa prometía que las tropas regresarían de Irak a los 18 meses de su presidencia. No solo no ha ocurrido, sino que continúan muriendo civiles en ambos países (mas de dos millones en Irak y cientos de miles en Afganistán). Han muerto, que tengamos conocimiento, 112 boricuas en la llamada "guerra contra el terrorismo" y 6,366 estadounidenses. Hoy honramos su memoria y la memoria de los miles de militares que han fallecido, reiterando nuestro compromiso luchando porque se respeten los derechos humanos y civiles de los militares. Denunciamos que quedan 55,000 militares en Irak y 100,000 militares en Afganistán, la mayoría con múltiples incursiones en guerras. Y todo por petróleo iraquí, gas natural afgano y el agán de lucro de los que hacen dinero con las guerras. Pero esos no son nuestros familiares...
Miles de militares han regresado con condiciones delicadas de salud, tales como contaminación con uranio reducido, usado en armas de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos. El uranio es un metal pesado que dura cuatro mil millones de aňos y que contamina y daňa la salud de militares y civiles. El Censo de 2010 informa que hay 2,000 veteranos deambulando por las calles de Puerto Rico y miles en Estados Unidos. Muchos de ellos padecen de condiciones de salud mental (ansiedad, depresión, adicciones y trastornos emocionales ). Cuarenta por ciento del millón y medio de militares que han participado en las guerras de Irak o Afganistán tienen un diagnóstico de salud mental, principalmente el Síndrome Post Traumático del Estrés (PTSD, por sus siglas en inglés). Otros militares tienen daňo traumático cerebral , que se caracteriza por parálisis corporal y síntomas parecidos a un derrame cerebral. Lamentamos que muchos de los militares boricuas enfermos con estas condiciones tengan que trasladarse a Estados Unidos para recibir tratamiento médico pues no existe el equipo especializado en el hospital de veteranos en Puerto Rico, ni en Buchanan.
Y nosotras nos preguntamos, ¿y para qué? Tantos sacrificios para los militares y sus familias, tantas vidas tronchadas… El planeta no es mas seguro hoy que cuando comenzaran las guerras de Afganistán hace 9 aňos y medio y ocho en Irak. Estados Unidos está sumido en una debacle financiera, causado en gran medida por los gastos de las guerras.
Unidas a las voces de las madres iraquíes, afganas y estadounidenses decimos,
en palabras del fallecido militar boricua Tom Soto: "honremos la memoria de los muertos, luchando por los vivos..." Seguiremos al lado de nuestros familiares militares y a la juventud le decimos que no firmen un contrato militar. iQue regresen las tropas ya! No Más Fondos para las Guerras...

28 de mayo de 2011

27 de mayo de 2011

Se pierde otra vida boricua en Afganistán...Louie Ramos Velázquez de 38 años

video
www.wapa.tv/noticias/locales/se-pierde-otra-vida-boricua-en-afganistan
Madres contra la Guerra honrará memoria de soldados boricuas caídos en campos de batalla
sábado, 28 de mayo de 2011
10:59 a.m.
Primera Hora
Enmarcados en la muerte del soldado boricua Louie Ramos Martínez, fallecido a principio de semana en Afganistán, las Madres contra la Guerra conmemorarán el Día de la Recordación el próximo lunes.
La agrupación honrará la memoria de los 112 soldados boricuas muertos en la llamada Guerra contra el Terrorismo, al tiempo, que continuarán con su campaña de convencer a los jóvenes puertorriqueños de que no se unan a la milicia estadounidense.
Las estadísticas cuentan un total de 6,366 soldados de la milicia estadounidense caídos en acción. Además de miles de civiles muertos en Irak y Afganistán.
“Oramos porque su sangre sea semilla de paz”, dice la comunicación.
El grupo ha criticado grandemente a la administración del presidente Barack Obama y lo acusa de no haber cumplido su promesa de sacar a los militares destacados en Irak y Afganistán a los 18 meses de su incumbencia. Y que en cambio aprobó el presupuesto más grande al Departamento de la Defensa desde la Segunda Guerra Mundial.
“Y nosotras nos preguntamos, ¿y para qué? Tantos sacrificios para los militares y sus familias, tantas vidas tronchadas. El planeta no es más seguro hoy que cuando comenzaron las guerras de Afganistán hace 9 años y medio y ocho en Irak. Estados Unidos está sumido en una debacle financiera, causada en gran medida por los gastos de las guerras”, aseguraron.
“Unidas a las voces de las madres iraquíes, afganas y estadounidenses decimos, en palabras del fallecido militar boricua Tom Soto: 'honremos la memoria de los muertos, luchando por los vivos'. Seguiremos al lado de nuestros familiares militares. A la juventud le decimos que no firmen un contrato militar. iQue regresen las tropas ya! No más Fondos para las Guerras”, reclamó el grupo

Bendito sea Dios, le hacemos un llamado a Obama- Mientras muere otro boricua en Afganistán

Las familias militares estamos consternadas por el envolvimiento militar en Libia, que tantas muertes, mutilaciones y caos causan. Porque la maternidad es vida y la guerra es muerte, exigimos la paz:
Estados Unidos suministra armamento a la OTAN para el ataque contra Libia
Estados Unidos confirmó por primera vez que está suministrando bombas y repuestos a la OTAN para su ataque contra Libia. El Pentágono dijo que había suministrado apoyo material para la campaña de bombardeos desde que la OTAN asumiera formalmente la responsabilidad el 1º de abril. La revelación se produce en medio de los ataques más intensos que se hayan realizado contra Trípoli, la capital, desde que comenzó la guerra contra Libia.
En el caso de Paquistán , felicitamos la iniciativa del gobierno, que forzados por la masiva denuncia de su pueblo, solicita reducción de fuerzas militares estadounidenses:
El Ejército de Estados Unidos comenzó la retirada de una cantidad limitada de tropas de Pakistán, tras una solicitud del gobierno de ese país. El Pentágono dice que Pakistán solicitó la reducción progresiva de la fuerza de más de 200 efectivos tras la operación en la que murió Osama Bin Laden. Se desconoce la cantidad de soldados que serán retirados.
26/5/2011 www.democracynow.org

25 de mayo de 2011

DE RED VOLTAIRE- vinculan la guerra en Libia con la guerra en Irak- todo por petróleo, claro , y nuestros familiares militares caen de bobos- que se quiten ya:

British Petroleum, detrás de la invasión destructiva de Irak
por Alfredo Jalife-Rahme*
Definitivamente la maligna trasnacional petrolera británica British Petroleum (BP) se ha vuelto uno de los mayores peligros para el humano, el medio ambiente y la armonía planetaria, ante los cuales los ciudadanos afectados exhiben su patética impotencia.

Debka, portal propagandístico del sionismo jázaro, abiertamente desnuda que Gran Bretaña abandonó a su anterior aliado Muamar el Gadafi con el fin de posicionar a las petroleras británicas en el nuevo orden energético de Libia impuesto por los bombardeos "humanitarios" de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.
En particular, BP piensa resarcir con el petróleo libio sus enormes pérdidas en el Golfo de México que ascienden a un mínimo de 30 mil millones de dólares.
Con sobrada razón: en Libia existen enormes excedentes de petróleo y gas para pagar el daño ambiental de BP en el Golfo de México.
Ahora, con ocho años de retraso, Paul Bignell, del periódico británico The Independent, esculca los "documentos secretos que vinculan la invasión de Irak a las trasnacionales petroleras" [1].
¿No fue siempre la invasión de Irak tan publicitada por sus consuetudinariamente mendaces medios, por las "armas de destrucción masiva" de Saddam Hussein que nunca existieron? Los documentos evidencian que "fueron discutidos planes para explotar las reservas del petróleo de Irak por ministros del gobierno y las mayores trasnacionales petroleras un año antes de que Gran Bretaña tomara el liderazgo de invadir Irak".
Ninguna novedad: lo mismo había hecho el vicepresidente Dick Cheney con las trasnacionales petroleras estadunidense mucho antes de la invasión a Irak. Hasta Alan Greenspan, el malhadado y malvado exgobernador de la Reserva Federal, comentó en su reciente libro Las turbulencias de la globalización que la invasión a Irak se debió al petróleo.

En su momento (primavera de 2003), los invasores involucrados, así como los ejecutivos de las trasnacionales petroleras (desde BP hasta Chevron Texaco) negaron públicamente que la destrucción de Irak se debió a su posesión de una de las mayores reservas de petróleo ligero del mundo –datos del Departamento de Energía de Estados Unidos llegaron hasta colocarlas a niveles superiores a las de Arabia Saudita.
Bignell enjuicia que a nivel de la pérfida Albión, tanto Shell como BP negaron rotundamente, en la primavera de 2003, como "altamente imprecisas" las sospechas de la invasión a Irak por petróleo que "carecía de interés estratégico". ¡Cómo no!

Ya destruido Irak y visto en retrospectiva, ¿qué podemos hacer los ciudadanos del mundo ante tanta maldad diabólica?
¿No sería conveniente que erijamos un tribunal criminal internacional para juzgar, aunque sea simbólicamente, a los gobernantes delincuentes que pululan en el planeta?
¿Cómo puede ser que los Bush, los Blair y los Aznar se escapen de una rigurosa condena moral universal y sigan expectorando sus mentiras a los cuatro vientos en sus multimedia controlados?régimen".
En vísperas de la invasión, se firmaron contratos por 20 años: "Los mayores en la historia de la industria En privado, BP confesó a la cancillería que "Irak era lo más importante que hayamos visto durante un largo tiempo". Pues sí. ¡Se trata(ba) de las mayores reservas de petróleo ligero del planeta!

22 de mayo de 2011

Veteranos desamparados, deambulantes y desechables

En el caso de Puerto Rico se estima que hay aproximadamente 2 mil veteranos 'sin techo'. Sólo en el Este de la Isla el Censo del 2010 refleja que hay 157 veteranos desamparados de los cuales 27 son veteranos de las guerras de Irak y Afganistán. Sabemos que a nivel nacional hay muchos veteranos desamparados y exigimos que se les atienda responsablemente. Muchos de ellos han venidos adictos al opio, ya que el opio afgano es fácil de conseguir, siendo Afganistán el mayor productor de opio a nivel internacional.

Siguen las muertes de civiles en los pueblos ocupados, exigimos la salida de Irak y Afganistán

Mueren 29 personas en atentado con bomba en Irak
En Irak, al menos 29 personas murieron y otras 90 resultaron heridas en una serie de atentados con bomba cometidos el jueves contra la policía iraquí en la ciudad de Kirkuk. Se trata de los episodios más violentos ocurridos en Irak en dos meses.
Afganos siguen protestando contra incursión de la OTAN
Siguen las protestas en Afganistán tras la incursión letal de la OTAN y la subsiguiente muerte de catorce manifestantes. Otras 80 personas resultaron heridas el miércoles cuando las fuerzas de la OTAN dispararon contra una gran multitud que protestaba contra la incursión. El jueves, la policía afgana disparó al aire para dispersar una multitud que trataba de irrumpir en la jefatura de policía de la ciudad de Taloquan.
(tomado de Democracy Now , 20/5/2011)
Las Madres contra la Guerra denunciamos la impunidad con la cual las fuerzas de ocupación asesinan, como si nada. A los militares les exhortamos a que se acojan a la objeción por conciencia y que no colaboren en este genocidio. Les apoyaremos. A los militares les decimos que exigimos que a ellos les atiendan sus necesidades de salud. Exigimos que Estados Unidos y las fuerzas extranjeras lidereen un movimiento de apoyo humanitario en Irak y Afganistán, en vez de estar haciendo guerra . Claro, sabemos las razones reales de su presencia en esos pueblos: el preciado petróleo en Irak y el gas natural afgano. La historia les juzgará.

18 de mayo de 2011

Carta abierta a Barack Obama: de Adolfo Pérez Esquivel Nóbel de Paz 1980 - De Nóbel a Nóbel

De Nóbel a Nóbel. Carta abierta a Barack Obama
Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica
Estimado Barack
Al dirigirte esta carta lo hago fraternalmente y a la vez para expresarte la preocupación e indignación de ver como la destrucción y muerte sembrada en varios países, en nombre de la "libertad y la democracia", dos palabras prostituidas y vaciadas de contenido, termina justificando el asesinato y es festejada como si se tratase de un acontecimiento deportivo.
Indignación por la actitud de sectores de la población de los EEUU, de jefes de Estado europeos y de otros países que salieron a apoyar el asesinato de Ben Laden, ordenado por tu gobierno y tu complacencia en nombre de una supuesta justicia
No buscaron detenerlo y juzgarlo por los crímenes supuestamente cometidos, lo que genera mayor duda, el objetivo fue asesinarlo.
Los muertos no hablan y el miedo al ajusticiado que, podría decir cosas no convenientes para los EEUU; fue el asesinato y asegurar que "muerto el perro se terminó la rabia", sin tener en cuenta que no hacen otra cosa que incrementarla
Cuando te otorgaron el Premio Nóbel de la Paz, del cual somos depositarios, te envié una carta que decía:" Barack me sorprendió mucho que te hayan otorgado el Nóbel de la Paz, pero ahora que lo tienes debes ponerlo al servicio de la Paz entre los pueblos, tienes toda la posibilidad de hacerlo, de terminar las guerras y comenzar a revertir la grave situación que vive tu país y el mundo.
Sin embargo has incrementado el odio y traicionado los principios asumidos en la campaña electoral ante tu pueblo, como poner fin a las guerras en Afganistán e Irak y cerrar las cárceles en Guantánamo y Abu Graib en Irak , nada de eso haz logrado hacer, por el contrario, decides comenzar otra guerra contra Libia, apoyada por la NATO y la vergonzosa resolución de las Naciones Unidas de apoyarla; cuando ese alto organismo, empequeñecido y sin pensamiento propio, ha perdido el rumbo y esta sometido a las veleidades e intereses de las potencias dominantes.
La base fundacional de la o­nU es la defensa y promoción de la Paz y dignidad de entre los pueblos. Su preámbulo dice "Nosotros los pueblos del mundo…"hoy ausentes de ese alto organismo.
Quiero recordar a un místico y maestro que tiene en mi vida una gran influencia, el monje trapense de la Abadía de Getsemaní en Kentucky, Tomás Merton que dice" La mayor necesidad de nuestro tiempo es limpiar la enorme masa de basura mental y emocional que atasca nuestras mentes y convierte toda vida política y social en una enfermedad de masas. Sin esa limpieza doméstica no podemos comenzar a ver. Si no vemos no podemos pensar"-
Eras muy joven Barack durante la guerra de Vietnam, tal vez no recuerdes la lucha del pueblo norteamericano por oponerse a la guerra
Los muertos, heridos y mutilados en Vietnam hasta el día de hoy sufren sus consecuencias.
Tomás Merton decía, frente a un matasellos del correo que acababa de llegar "The U.S. Army, key to peace", "El ejercito U.S., clave de la paz". Ningún ejército es clave de la paz. Ninguna nación tiene la clave de nada que no sea la guerra. El poder no tiene nada que ver con la paz. Cuando más aumentan los hombre el poder militar, más violan la paz y la destruyen"
He compartido y acompañado a los veteranos de guerra de Vietnam, en particular a Brian Wilson y sus compañeros quienes fueron víctimas de esa guerra y de todas las guerras.
La vida tiene ese no se que, de lo imprevisto y sorprendente de fragancia y belleza que Dios nos dio para toda la humanidad y que debemos proteger para dejar a las generaciones futuras una vida más justa y fraterna, restablecer el equilibrio con la Madre Tierra
Si no reaccionamos para cambiar la situación actual de la soberbia suicida a que están arrastrando a los pueblos a recovecos profundos donde muere la esperanza, será difícil salir y ver la luz; la humanidad merece un destino mejor.
Sabes que la esperanza es como el loto que crece en el fango y florece en todo su esplendor mostrando su belleza.
Leopoldo Marechal, ese gran escritor argentino decía que: "del laberinto se sale por arriba".
Y creo Barack que después de seguir tu ruta equivocando caminos, te encuentras en un laberinto sin poder encontrar la salida y te entierras más y más en la violencia, en la incertidumbre, devorado por el poder dominación, arrastrado por las grandes corporaciones, el complejo industrial militar y crees tener el poder que todo lo puede y que el mundo está a los píes de los EEUU porque impone la fuerza de las armas e invades países con total impunidad. Es una realidad dolorosa, pero también existe la resistencia de los pueblos que no claudican frente a los poderosos.
Son tan largas las atrocidades cometidas por tu país en el mundo que daría tema para largo, es un desafío para los historiadores que tendrán que investigar y saber de los comportamientos, política, grandeza y pequeñeces que ha llevado a EEUU al monocultivo de las mentes que no le permite ver otras realidades.
A Ben Laden, supuesto autor ideológico del ataque a las torres gemelas, lo identifican como el Satán encarnado que aterrorizaba al mundo y la propaganda de tu gobierno lo señalaba como el "eje del mal", y eso les ha servido para declarar las guerras deseadas que el complejo industrial militar necesita para colocar su productos de muerte.
Sabes que investigadores del trágico 11 de septiembre, señalan que el atentado tiene mucho de "autogolpe", como el avión contra el Pentágono y el vaciamiento anterior de las oficinas de las torres; atentado que dio motivo para desatar la guerra contra Irak y Afganistán y ahora contra Libia; argumentando en la mentira y la soberbia del poder que todo lo hacen para salvar al pueblo, en nombre de "la libertad y defensa de la democracia", como el cinismo de decir que la muerte de mujeres y niños son "daños colaterales". Eso lo viví en Irak, en Bagdad con los bombardeos en la ciudad y el hospital pediátrico y en el refugio de niños que fueron víctimas de esos "daños colaterales"
La palabra vaciada de valores y contenido, donde al asesinato, lo llamas muerte y que por fin EEUU ha "muerto" a Bin Laden. No trato de justificarlo bajo ningún concepto, estoy en contra de todo terrorismo tanto de esos grupos armados, como del terrorismo de Estado que tu país ejerce en diversas partes del mundo apoyando a dictadores, imponiendo bases militares e intervención armada, ejerciendo la violencia para mantenerse por el terror en el eje del poder mundial. ¿Hay un solo "eje del mal"?. ¿cómo lo llamarías?
Será por ese motivo que el pueblo de los EEUU vive con tanto miedo a las represalias de quienes llaman el "eje del mal"? El simplismo e hipocresía de justificar lo injustificable.
La Paz, es una dinámica de vida en las relaciones entre las personas y los pueblos; es un desafío a la conciencia de la humanidad, su camino es trabajoso, cotidiano y esperanzador, donde los pueblos son constructores de su propia vida y de su propia historia. La Paz no se regala, se construye y eso es lo que te falta muchacho, coraje para asumir la responsabilidad histórica con tu pueblo y la humanidad.
No puedes vivir en el laberinto del miedo y la dominación de quienes gobiernan los EEUU, desconociendo los Tratados Internacionales, los Pactos y Protocolos, de gobiernos que firman pero no ratifica nada y no cumplen ninguno de los acuerdos, pero hablan en nombre de la libertad y el derecho.
¿Cómo puedes hablar de la Paz si no quieres cumplir con nada, salvo los intereses de tu país?
¿Cómo puedes hablar de la libertad cuando tienes en las cárceles a prisioneros inocentes en Guantánamo, en los EEUU, en las cárceles de Irak, como la de Abu Graib y en Afganistán?
¿Cómo puedes hablar de los derechos humanos y la dignidad de los pueblos cuando los violas permanentemente y bloqueas a quienes no comparten tu ideología y deben soportar tus abusos?
¿Cómo puedes enviar fuerzas militares a Haití después del devastador terremoto y no ayuda humanitaria a ese sufrido pueblo?
¿Cómo puedes hablar de libertad cuando masacras a los pueblos del Oriente Medio y propagas guerras y torturas, en conflictos interminables que desangra a los palestinos e israelitas?
Barack mira para arriba de tu laberinto, puedes encontrar la estrella que te guíe, aunque sepas que nunca podrás alcanzarla, como bien lo dice Eduardo Galeano
Busca ser coherente entre lo que dices y haces, es la única forma de no perder el rumbo. Es un desafío de la vida.
El Nóbel de la Paz es un instrumento al servicio de los pueblos, nunca para la vanidad personal
Te deseo mucha fuerza y esperanza y esperamos que tengas el coraje de corregir el camino y encontrar la sabiduría de la Paz.
Adolfo Pérez Esquivel
Nobel de la Paz 1980
Buenos Aires, 5 de mayo del 2011
Un día como hoy, hace 34 años volví a la vida, tuve un vuelo de la muerte durante la dictadura militar argentina apoyada por los EEUU, gracias a Dios sobreviví y tuve que salir del laberinto por arriba de la desesperación y descubrir en las estrellas el camino para poder decir como el profeta:"la hora más oscura es cuando comienza el amanecer"

12 de mayo de 2011

Reiteramos nuestro apoyo a las familias militares ante la ola de suicidios entre veteranos: 18 por día

18 veterans commit suicide each day

By Rick Maze - Staff writer
Posted : Thursday Apr 22, 2010 14:56:43 EDT
Troubling new data show there are an average of 950 suicide attempts each month by veterans who are receiving some type of treatment from the Veterans Affairs Department.
Seven percent of the attempts are successful, and 11 percent of those who don't succeed on the first attempt try again within nine months.
The numbers, which come at a time when VA is strengthening its suicide prevention programs, show about 18 veteran suicides a day, about five by veterans who are receiving VA care.
Access to care appears to be a key factor, officials said, noting that once a veteran is inside the VA care program, screening programs are in place to identify those with problems, and special efforts are made to track those considered at high risk, such as monitoring whether they are keeping appointments.
A key part of the new data shows the suicide rate is lower for veterans aged 18 to 29 who are using VA health care services than those who are not. That leads VA officials to believe that about 250 lives have been saved each year as a result of VA treatment.
VA's suicide hotline has been receiving about 10,000 calls a month from current and former service members. The number is 1-800-273-8255. Service members and veterans should push 1 for veterans' services.
Dr. Janet Kemp, VA's national suicide prevention coordinator, credits the hotline with rescuing 7,000 veterans who were in the act of suicide — in addition to referrals, counseling and other help.
Suicide attempts by Iraq and Afghanistan veterans remains a key area of concern. In fiscal 2009, which ended Sept. 30, there were 1,621 suicide attempts by men and 247 by women who served in Iraq or Afghanistan, with 94 men and four women dying.
In general, VA officials said, women attempt suicide more often, but men are more likely to succeed in the attempt, mainly because women use less lethal and less violent means while men are more likely to use firearms.
Suicide attempts among veterans appear to follow those trends, officials said.

8 de mayo de 2011

Ya es hora de que regresen a casa

Por Amy Goodman
Un 1º de mayo, el presidente de Estados Unidos se dirigió al país y anunció una victoria militar. El 1º de mayo del año 2003, el Presidente George W. Bush vestido con un ajustado traje de piloto de guerra ingresó con aire resuelto a la cubierta del portaaviones USS Lincoln. Bajo una pancarta que decía "Misión Cumplida," Bush declaró: "Compatriotas estadounidenses, las principales operaciones de combate en Irak han finalizado. En la guerra de Irak, Estados Unidos y nuestros aliados hemos triunfado."
Eso sucedió ocho años antes del día en que el Presidente Barak Obama, sin traje de piloto y sin paso decidido y arrogante, diera el sorpresivo anuncio de que Osama bin Laden había sido asesinado durante una misión militar estadounidense (en un barrio residencial de una ciudad de Pakistán, no de Afganistán, cabe remarcar): "Esta noche puedo informar al pueblo estadounidense y al mundo que Estados Unidos llevó a cabo una operación que dio muerte a Osama bin Laden, líder de Al Qaeda y terrorista responsable del asesinato de miles de hombres, mujeres y niños inocentes."
La guerra de Estados Unidos en Afganistán se ha transformado en la más larga en la historia de Estados Unidos. Los noticieros informan sumariamente que "El Talibán dio inicio a su ofensiva de primavera" como si fuera el lanzamiento de la línea de primavera de una marca de ropa. El hecho es que esta primavera viene dando señales de que va a ser la más violenta de la guerra, o como me dijo el valiente periodista Anand Gopal desde Kabul el martes: "Cada año fue más violento que el año anterior, por lo que sólo se trata de la continuación de esa tendencia. Sospecho que lo mismo se podrá decir del próximo verano. Muy probablemente sea el verano más violento desde 2001."
Regresemos a aquel fatídico año. Poco después de los ataques del 11 de septiembre, el Congreso aprobó dar autorización al Presidente Bush para iniciar la guerra. La resolución fue aprobada en el Senado con 98 votos a favor y ninguno en contra, luego fue aprobada en la cámara baja con 420 votos a favor y 1 en contra. Ese único voto contra la invasión a Afganistán fue emitido por la Congresista de California Barbara Lee. El discurso de oposición a la Resolución Conjunta del Congreso n° 64 que dio en la cámara aquel 14 de septiembre debería ser de lectura obligatoria:
"Me pongo de pie hoy con el corazón apesadumbrado, lleno de tristeza por las familias y los seres queridos que fueron asesinados y heridos en Nueva York, Virginia y Pennsylvania. Solo los más tontos o los más despiadados no comprenderían el dolor que ha paralizado al pueblo estadounidense y a millones de personas en todo el mundo. El 11 de septiembre cambió al mundo. Ahora nos acechan nuestros miedos más profundos. Sin embargo, estoy convencida de que la acción militar no evitará otros actos de terrorismo internacional contra Estados Unidos. Esta resolución será aprobada aunque sabemos que el presidente puede declarar una guerra incluso sin ella. Sin embargo, por más difícil que sea esta votación, algunos de nosotros debemos exhortar a la moderación. Nuestro país está de luto. Algunos de nosotros debemos decir: retrocedamos un momento, hagamos una pausa, tan sólo por un minuto, y pensemos bien en las repercusiones de nuestras acciones de hoy, para que esto no se salga de control. Dudé muchísimo acerca de esta votación, pero hoy logré hacerle frente con sensatez. Durante el profundamente doloroso y aún así muy bello servicio en memoria de las víctimas comprendí que debía oponerme a esta resolución. Como dijo muy elocuentemente un miembro del clero: 'En nuestras acciones, no permitas que nos convirtamos en el mal que deploramos.'"
Diez años después de su valiente discurso, la Congresista Lee, cuya postura contraria a la guerra se está convirtiendo cada vez más en la norma, pretende la revocación de esa resolución de guerra.
"Esa resolución fue un cheque en blanco, Amy. Al leer la resolución se observa que no estaba orientada a Al Qaeda ni a país alguno. Decía que el presidente está autorizado a usar la fuerza contra cualquier país, organización o individuo que considere responsable o vinculado a los ataques del 11/9. Era un cheque en blanco que autorizaba a usar la fuerza. No era una declaración de guerra, y sin embargo desde ese momento hemos llevado adelante la guerra más larga de la historia estadounidense hasta el momento, diez años, y aún no hay definido un plazo para su finalización."
La Congresista Lee reconoce que Obama "se comprometió a comenzar una retirada significativa de tropas en julio". Pero, ¿qué significado tiene la retirada de soldados en una guerra cuando permanecen en el terreno una gran cantidad de contratistas militares? En este preciso momento, los cien mil contratistas (a quienes muchos llaman "mercenarios") superan en número a los soldados estadounidenses desplegados en Afganistán.
Gopal afirma que: "Estados Unidos es en realidad una fuerza fundamental de inestabilidad en Afganistán. Esto se da en dos sentidos. Estados Unidos y sus aliados se alían con actores locales como caudillos, comandantes y funcionarios del gobierno que se han convertido en una verdadera pesadilla para los afganos, en especial en el campo. Por otra parte están las acciones militares, redadas nocturnas, irrupciones en los hogares de la población, ataques aéreos, de eso se trata la vida cotidiana bajo la ocupación."
El realizador de cine Robert Greenwald se asoció a veteranos del ejército contrarios a la guerra para producir el documental "Repensar Afganistán", una serie de varias películas sobre la guerra que se encuentra disponible en rethinkafghanistan.com. En respuesta a la muerte de bin Laden, lanzaron una nueva petición para presionar al gobierno a que traiga de regreso a los soldados. Lee apoya esta petición: "No exagero al afirmar lo importante que es para nuestra democracia. Todas las encuestas demuestran que actualmente más de un 65 o 70 por ciento de la población está cansada de la guerra y entiende que es necesario poner a nuestros jóvenes hombres y mujeres, fuera de peligro. Se han comportado valientemente y bien. Han hecho todo lo que les hemos pedido. Ya es tiempo de traerlos de regreso a casa."
—————————
Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.
© 2011 Amy Goodman
Texto en inglés traducido por Fernanda Gerpe y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org
Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 600 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 300 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur

Esperemos que no se agudice una guerra en Paquistán

Madres contra la Guerra
Ejército de Paquistán amenaza con revisar vínculos con Estados Unidos
El ejército paquistaní está amenazando con revisar sus vínculos con Estados Unidos tras la incursión en la que murió Osama bin Laden. En una declaración, la institución afirmó que revisaría la "cooperación militar y de inteligencia" con Estados Unidos si se repitieran "actos similares violatorios de la soberanía de Pakistán". La advertencia se realiza al tiempo que los legisladores estadounidenses comenzaron a cuestionar abiertamente los miles de millones de dólares de ayuda anual destinados a Pakistán a la luz de la presencia de Bin Laden en ese país. En una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el senador demócrata Ben Cardin, de Maryland, dijo que Estados Unidos debería prepararse para suspender la asistencia al gobierno paquistaní.

El senador Ben Cardin declaró: "Tenemos que estar preparados para cortar la asistencia o al menos suspenderla si en los hechos no se cumplen las condiciones, ya que tenemos una responsabilidad con los contribuyentes de este país. Debemos tomar algunas decisiones difíciles en material de presupuesto y, honestamente, hay preocupación respecto a si se están usando adecuadamente los recursos en relación con Pakistán. Por supuesto que la cuestión de Bin Laden pone el foco sobre eso".

Exigimos que se trate a Bradley Manning con el respeto que se merece todo ser humano:

By Saul Landau
In April, the Army transferred Private Bradley Manning from a Quantico, Virginia, solitary confinement cell to the federal prison at Leavenworth Kansas. At Quantico, according to a Human Rights Watch report, the military had shackled Manning, stripped him naked and isolated him. The government explained they did these apparently cruel deeds because they feared Manning might commit suicide.
So badly did they want Manning alive, it appears, that his guards had orders to ask him every few minutes: "Are you OK?" This, admitted the government, did not help Private Manning get good sleep. Indeed, the conditions to stop Manning from attempting to take his own life seem logically designed to drive a person to suicide.
Manning, the government claims, committed the super-serious felony of leaking documents that make government officials and policy look less than morally perfect or politically smart. In March 2010, Manning got busted on suspicion of having passed restricted material to the website WikiLeaks.
In July, the government charged the young private with transferring classified data onto his personal computer, and then transmitting this national security information to an unauthorized source – journalists.
In March 2011, the government added 22 other charges, like "aiding the enemy," although prosecutors stated they would not seek the death penalty for this most serious sin. Was torture the price Manning paid for not getting the death penalty?
During the presidential campaign both John McCain and Barack Obama took tough stands against torture. They didn't go into details such as whether lengthy solitary confinement, systematic sleep interruption – "for the prisoner's own safety" in Manning's case – constant shackling and forced nudity constitute torture. Manning has no record of criminal behavior; nor did he pose a threat to prison order.
The great legal scholar, President Barack Obama, dismissed charges of torture. He described the conditions of Manning's confinement as "appropriate." He even said that the treatment of Manning "meet our basic standards."
On 10, March 2010, State Department spokesman P. J. Crowley disagreed, calling the Pentagon's pre-trial punishment of Manning "counterproductive and stupid."
On March 13, 2011, Crowley resigned, but cautioned that the "exercise of power in today's challenging times and relentless media environment must be prudent and consistent with our laws and values."
The President disagreed. At an April San Francisco fundraiser for his 2012 campaign, Obama was questioned about Human Rights Watch labeling the Pentagon's treatment of Manning as "extremely restrictive and possibly punitive and degrading." Obama explained: "If I was to release stuff, information that I'm not authorized to release, I'm breaking the law. ... We're a nation of laws. We don't individually make our own decisions about how the laws operate. ... He [Manning] broke the law." Hoo Hah!
Was Obama not advised after more than a year of confinement Manning had not been tried and that only a court can determine if he broke the law? Was Obama prejudicing future jurors?
For Washington's powerful, the real crime is public humiliation. It's not about the illegal wars of Obama's predecessors. Remember, they prepped the public by "leaking" lies and distorted "intelligence" data to justify their invasion of Iraq.
Is it criminal to send drones and Kill Teams to whack people "suspected" of terrorism or of having "links to terrorists?" Does Obama know how many non-terrorists died in these routine lethal activities that simulate video games?
The New York Times echoes the government's skewed vision on Manning and WikiLeaks, and simultaneously uses WikiLeaks for headline stories. (NY Times April 24-29, 2011, editorials and stories ['Guantanamo Papers'] about how "A trove of more than 700 classified military documents …offers new insight into the evidence against the 172 men still locked up" in Guantanamo.)
In the story of torture of prisoners and their suicide attempts reporter William Glaberson states: "What began as a jury-rigged experiment after the 2001 terrorist attacks now seems like an enduring American institution, and the leaked files show why, by laying bare the patchwork and contradictory evidence that in many cases would never have stood up in criminal court or a military tribunal." (See "Newsbusters" critique of the Times http://www.newsbusters.org/blogs/clay-waters/2011/04/28/ny-times-uses-wikileaks-discredit-guantanamo-bay#ixzz1KvFrbmil)
Times' editor Bill Keller mounted his moral high horse to condemn Wikileaks, denying the Times got the Gitmo horror files from them. Maybe another newspaper "leaked" them to the Times?
Journalism requires the media distance itself from government. When the Times saw itself as a government partner, it ran front-page stories that helped justify Bush's invasion of Iraq. From early 2001 through 2002, The Times ran Judith Miller stories about Saddam Hussein's weapons of mass destruction. Her source, Ahmad Chalabi proved totally inaccurate.
Back in April 1961, the Times deleted from Tad Szulc's story the time and place of landing of the CIA-backed Bay of Pigs invasion because President Kennedy told the Times' publisher it would not serve U.S. National Security interests. (David Halberstam, The Powers That Be, p. 448)
If Manning leaked to WikiLeaks – not proven – he and WikiLeaks deserve medals for alerting the world to torture, illegal and inhumane detention and U.S. plots to destabilize other governments. Isn't the press' duty to inform the public of government misdeeds and criminal behavior?
WikiLeaks and their helpers have unmasked the essence of "national security," words that should now alert the antennae of citizens: officials are covering up misdeeds ranging from banal bureaucratic screw-ups to making war.

2 de mayo de 2011

Reflexiones sobre el fallecimiento de Osama bin Laden

La muerte de Osama bin Laden no quiere necesariamente decir que las fuerzas armadas de EEUU van a salir de tierra afgana. Hay intereses muy poderosos: el gas natural y el opio afgano. UN 85% del opio que se consumenen el mundo es afgano yhay un maridaje entre las fuerzas invasoras y los "lores del opio", expresado por Malalai Joya, la valiente legisladora afgana quien llama a los invasores: "mercaderes del opio" , pues ella plantea que ha florecido el cultivo, transportación y consumo del opio desde que comenzó la guerra en noviembre de 2001. Lamentamos profundamente que hayan fallecido mas de 3,000 personas en el ataque a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001. Pero diez aňos más tarde reflexionamos que la guerra contra el terrorismo ha causado las muertes de más de un millón trescientos mil civiles en Irak y 10,000 afganos anualmente desde que comenzara la guerra. En el caso de Irak, Saddam Hussein fue capturado, enjuiciado y eliminado y ya hay conversaciones entre el gogierno en Irak y el gobierno de Obama para continuar la presencia militar despues del 2014, fecha acordada. Queremos destacar que han fallecido unos 10,000 civiles afganos desde que comenzó la guerra, que el país está totalment destrozado; que impera la desolación, la pobreza, el caos. Y total, donde encontraron y asesinaron a Osama bin Laden fue en Paquistán, donde las fuerzas militares de EEUU tiene la bota hace tiempo, incluso detonando misiles enviados en aviones manejados a control remoto (drones), matando a civiles por doquier. . Exigimos el regreso inmediato de los militares y el cese de las guerras en la región que tantas vidas ha costado. Entendemos que EEUU debe liderear una misión internacional de ayuda humanitaria para Irak,y Afganistán . Pero sabemos, lamentamos que las razones reales de ambas guerras tiene que ver con el petróleo en Irak- el segundo yacimiento mas grande en el planeta- y el gas natural y el agua en Afganistán. Demanera, que la política intervencionista en ambos países tienen que ver con el complejo militar industrial- los inversores de Wall Street- y con la riqueza energética en ambos países. Porque la maternidad es vida y la guerra es muerte, seguiremos luchando por la paz. Sonia Santiago Hernández