...LA GUERRA ES LA ANTITESIS DE LA PAZ Y NOSOTRAS LUCHAMOS POR LA PAZ...

29 de mayo de 2011

Honremos la memoria de los muertos luchando por los vivos...

video
Sonia Santiago Hernández , portavoz
Día de la Recordación: 30 de mayo de 2011
Las Madres contra la Guerra honramos la memoria de los 112 soldados boricuas fallecidos ; contados en la cifra de 6,366 de militares fallecidos en la llamada "guerra contra el terrorismo". Hoy sufrimos la muerte de Louis Ramos Velázquez, de Camuy, quien muriera el 24 de mayo en Afganistán al estallar una mina. Han muerto 10,000 mil afganos civiles anualmente desde el 2001, cuando comenzó la guerra. Se calcula en más de dos millones de muertos civiles en Irak. Oramos porque su sangre sea semilla de paz...
Irónicamente, este fin de semana de la Recordación, el Pentágono de Estados Unidos admite que envía armas para combatir en Libia, nuevo frente de guerra que se suma a las guerras de Irak y Afganistán.
La administración del Presidente Barack Obama ha aprobado el presupuesto militar más grande desde la segunda guerra mundial: el 22 de diciembre de 2010 se aprobaron $725,000 millones para el Departamento de la Defensa. Aún con esta obscena y denigrante cantidad de dinero destinado a las guerras y a la cultura de la muerte, el Congreso de los Estados Unidos asignó $118 mil millones de dólares adicionales para continuar la agenda de genocidio y destrucción en Irak y Afganistán.
Lo extraňo de esta situación, es que la administración del presidente Barack Obama continúa esta agenda de muerte comenzada por el presidente George W. Bush, aunque durante su discurso de campaňa prometía que las tropas regresarían de Irak a los 18 meses de su presidencia. No solo no ha ocurrido, sino que continúan muriendo civiles en ambos países (mas de dos millones en Irak y cientos de miles en Afganistán). Han muerto, que tengamos conocimiento, 112 boricuas en la llamada "guerra contra el terrorismo" y 6,366 estadounidenses. Hoy honramos su memoria y la memoria de los miles de militares que han fallecido, reiterando nuestro compromiso luchando porque se respeten los derechos humanos y civiles de los militares. Denunciamos que quedan 55,000 militares en Irak y 100,000 militares en Afganistán, la mayoría con múltiples incursiones en guerras. Y todo por petróleo iraquí, gas natural afgano y el agán de lucro de los que hacen dinero con las guerras. Pero esos no son nuestros familiares...
Miles de militares han regresado con condiciones delicadas de salud, tales como contaminación con uranio reducido, usado en armas de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos. El uranio es un metal pesado que dura cuatro mil millones de aňos y que contamina y daňa la salud de militares y civiles. El Censo de 2010 informa que hay 2,000 veteranos deambulando por las calles de Puerto Rico y miles en Estados Unidos. Muchos de ellos padecen de condiciones de salud mental (ansiedad, depresión, adicciones y trastornos emocionales ). Cuarenta por ciento del millón y medio de militares que han participado en las guerras de Irak o Afganistán tienen un diagnóstico de salud mental, principalmente el Síndrome Post Traumático del Estrés (PTSD, por sus siglas en inglés). Otros militares tienen daňo traumático cerebral , que se caracteriza por parálisis corporal y síntomas parecidos a un derrame cerebral. Lamentamos que muchos de los militares boricuas enfermos con estas condiciones tengan que trasladarse a Estados Unidos para recibir tratamiento médico pues no existe el equipo especializado en el hospital de veteranos en Puerto Rico, ni en Buchanan.
Y nosotras nos preguntamos, ¿y para qué? Tantos sacrificios para los militares y sus familias, tantas vidas tronchadas… El planeta no es mas seguro hoy que cuando comenzaran las guerras de Afganistán hace 9 aňos y medio y ocho en Irak. Estados Unidos está sumido en una debacle financiera, causado en gran medida por los gastos de las guerras.
Unidas a las voces de las madres iraquíes, afganas y estadounidenses decimos,
en palabras del fallecido militar boricua Tom Soto: "honremos la memoria de los muertos, luchando por los vivos..." Seguiremos al lado de nuestros familiares militares y a la juventud le decimos que no firmen un contrato militar. iQue regresen las tropas ya! No Más Fondos para las Guerras...